Hábitos nocivos para la salud, qué NO hacer


En general, el tabaquismo, el sedentarismo, el alcohol y la mala alimentación son los peores enemigos de la salud. Evitar hábitos nocivos ayuda a alargar la vida, o al menos a no acortarla, y a vivirla de la mejor manera posible. A parte de estas amenazas, existen otras que también nos afectan. Vamos a repasar qué hábitos nocivos para la salud son los más dañinos, cómo nos afectan y de qué manera podemos evitarlos.

  • El sedentarismo puede ser la causa principal de muchas dolencias. Estar muchas horas sentado, por ejemplo delante de un ordenador, pasar muchas horas seguidas sin aportar movimiento al cuerpo o utilizar medios de transporte para distancias cortas hacen que llevemos una rutina sedentaria. Los expertos recomiendan media hora diaria de ejercicio al día, aunque esta consista en un paseo ligero. El ejercicio físico no solo ayuda a nuestra salud corporal, también mejora nuestra actitud mental y ayuda evitar dolencias de carácter psicológico.
  • Hay que evitar el tabaco totalmente. La cantidad recomendada de tabaco es cero, y cualquier persona que consuma este producto de manera habitual estará expuesta a un gran riesgo. Son muchas las dolencias que puede desatar un consumo continuado de tabaco, así que para evitarlas es necesario que los hábitos relacionados con el tabaquismo desaparezcan.
  • No se puede decir que todo el alcohol afecte al organismo. Hay bebidas como la cerveza o el alcohol que, en pequeñas cantidades, ayudan a ciertos aspectos de nuestra salud. Los destilados o las grandes cantidades de ingesta de alcohol acaban afectando a nuestra salud, los riesgos crecen de manera exponencial si se acaba cayendo en el hábito del alcoholismo.
  • La alimentación engloba muchos aspectos. Existen decenas de recomendaciones que afectan a la alimentación humana y como debe ser llevada a cabo. En general, evitar alimentos con grasas saturadas, llevar una dieta que contenga todo tipo de alimentos y dotar al cuerpo de vitaminas sería la base de todo buen hábito. Cualquier pequeño cambio en los hábitos alimentarios de una persona puede provocar una gran mejora tanto interior como exteriormente.
  • Otros comportamientos que pueden dañar la salud son la práctica de relaciones sexuales de riesgo, algo totalmente desaconsejable; las drogas, que deben ser evitadas para cualquier tipo de fin, incluso recreativo o las actitudes pesimistas o nocivas que puedan afectar a la salud mental.

Si sigues otras recomendaciones y quieres compartirlas con nosotros puedes hacerlo enlos comentarios del blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *