Los jóvenes y el alcohol, prevención y ayuda


El ocio juvenil ha cambiado en las últimas décadas. En la actualidad estamos muy familiarizados con conceptos como botellón, bar de copas o cubata, no es que antes no existieran, pero su uso en personas jóvenes quizá no estaba tan extendido. Los jóvenes y el alcohol se ha convertido en un debate muy extendido en nuestra sociedad, incluso se puede pensar que la situación se ha agravado si reparamos en que lo que empezó siendo un debate bastante popular ha acabado por verse como un comportamiento normalizado.

Por otra parte, la aparición continua en los medios de noticias que alertan acerca de ciertos comportamientos extremos, que en ningún caso se dan en el común de la población joven, pueden distorsionar la imagen que se tiene de este problema, en especial de los padres, que pueden acabar teniendo una imagen mucho más exagerada que la que refleja la realidad.

Uno de los datos que más se ven confirmados tras cada estudio es que los jóvenes cada vez comienzan a consumir alcohol a edades menores. Quizá el consumo de alcohol por volumen esté estancado, algo difícil de calibrar, pero los jóvenes se acercan al alcohol a edades muy tempranas a pesar de prohibiciones y multas de todo tipo. Actualmente se comienza con 14-15 años, y el uso que se hace del alcohol en estas edades es bastante irresponsable en algunos casos.

Algunos estudios advierten que el consumo que se hace a edades tempranas roza o supera la cantidad semanal perjudicial para la salud. Al ser un consumo de fin de semana se hace de manera compulsiva y localizada, por lo que las cantidades son ingeridas en cortos períodos de tiempo y el organismo se resiente en gran medida.

Para prevenir este tipo de comportamientos es fundamental una estrategia global, no se trata de asustar o demonizar el consumo de alcohol, se trata de que lo vean como algo que hay que decidir si consumir o no, en caso de hacerlo se debe hacer respetando la ley de edades y hacerlo de manera responsable.

Para conseguir los objetivos deseados la estrategia debe comenzar en casa, en la familia, para proseguir en los centros educativos. Por último, los medios de comunicación son muy influyentes a la hora de crear estándares sociales, sería bueno que los grandes medios ayudaran a concienciar de los perjuicios que puede producir el consumo de alcohol a edades tempranas.

Si tienes alguna duda o sugerencia acerca del consumo de alcohol entre los jóvenes puedes dejarnos tu comentario en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *