La manzana, una fuente de vitaminas y proteínas


La manzana es el fruto del manzano doméstico. Su origen tuvo lugar en el actual Kazajstán, uno de los países del oriente próximo. Se estima que existen entre cinco y veinte mil variedades diferentes de manzanas. En la actualidad se sigue trabajando para generar nuevas variedades.

Es un alimento que suele desarrollarse en climas templados-fríos, pues necesita temperaturas inferiores a los siete grados centígrados durante largas temporadas.

Las variedades más conocidas son la Reineta, Golden Delicious, Granny Smith o Pink Lady.

Los componentes principales de las manzanas son las pectinas, que aportan fibra natural al organismo; aminoácidos, que combaten la anemia o la artritis; azúcares; hierro y fósforo entre otros.

Otro de los beneficios de las manzanas es que carecen de toxicidad, si exceptuamos las semillas, que se recomienda que no sean ingeridas, aunque en caso de hacerlo el riesgo es mínimo.

La manzana tiene muchos beneficios para la salud, entre los principales se encuentran:

  • Propiedades antiinflamatorias
  • Alimento diurético
  • Anticatarral
  • Disminuye el colesterol
  • Anticancerígena por su contenido en catequina y quercetina

El consumo mayoritario de la manzana se suele llevar a cabo de manera cruda, ingiriendo la totalidad del fruto excepto su parte central. Además de la forma sólida también se puede ingerir de manera líquida en productos como la sidra o el sirope. Además de su uso alimenticio la manzana también se utiliza en productos cosméticos como mascarillas ya que tiene propiedades astringentes.

Una vez cosechada, la manzana soporta un período de almacenaje de hasta ocho mese en las variedades más resistentes. Las temperaturas de conservación deben ser cercanas a los cero grados, acompañadas de una humedad de entre un 90 y un 95%.

Unos setenta millones de toneladas de manzanas son recolectadas cada año en el mundo, siendo China el mayor productor de manzanas del mundo, con aproximadamente dos tercios del total del cultivo mundial. España está entre los mayores productores del mundo, a pesar de que el clima de nuestro país no es especialmente beneficioso para esta fruta.

A parte del uso doméstico, la manzana ha adquirido muchos significados metafóricos a lo largo de la historia. La tradición católica la ubica como objeto por el cual el ser humano fue expulsado del paraíso. En la tradición griega la manzana de la discordia fue entregada a Paris para que decidiera cuál de las diosas era la más bella, siendo el origen mítico de la guerra de Troya.

Si quieres dejarnos algún consejo sobre frutas para diabéticos puedes hacerlo en ls comentarios del blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *