Consejos para mejorar tu salud emocional


La salud emocional es la base de la felicidad, así de fácil. Ayuda a sobrellevar los problemas del día a día y a estar preparados ante cualquier problema psicológico. Para mejorar tu salud emocional existen algunos consejos muy útiles y sencillos que te ayudarán a sentirte optimista y motivado en todo momento.

  • Haz cosas que se te den bien. Cuando una persona realiza actividades en las que tiene éxito su autoestima se refuerza. El tiempo pasa más rápido y al finalizar te sientes con ganas de hacer otras cosas y afrontar nuevos retos. Además, dedicar tiempo libre a actividades que nos gustan nos ayuda a relajarnos.
  • Acéptate como eres. Este parece un consejo muy general, sin embargo debemos enfrentarlo a todas aquellas recomendaciones que nos obligan a ser como quieren los demás. No se trata de no evolucionar, sino de mirarnos a nosotros mismos y detectar los puntos fuertes, lo que nos gusta de nosotros mismos y aprender a convivir con lo que no es tan positivo. Aunque luchemos por cambiar lo que no nos gusta en muchas ocasiones no se consigue de la noche a la mañana, aprende a convivir con tus puntos débiles, todos tenemos, basta con afrontarlos y sobrellevarlos con madurez.
  • Preocuparse por lo demás ayuda a valorarnos a nosotros mismos. Muchas doctrinas filosóficas nos dicen que nos construimos por medio de la imagen que nos reflejan los demás e nosotros mismos, ayudar a los que tenemos alrededor nos devolverá una imagen mucho más positiva y repercutirá a nuestra salud emocional.
  • Fomenta las fortalezas que hay en ti. Igual que la realización de actividades que nos motiven, debemos potenciar todos aquellos aspectos de nuestra personalidad que son buenos para nosotros. La creatividad, perseverancia u optimismo deben estar presentes si son aquellas actitudes que más destacan en nosotros.
  • Mantén una actitud activa. El estado físico repercute enormemente en el estado de ánimo de una persona. Comienza por hacer ejercicio regularmente, no importa el tiempo ni la intensidad, simplemente mantente en movimiento y notarás el cambio. Basta caminar a diario para que la mente se despeje y repercuta en la salud emocional. Si además esta actividad física se te da bien y disfrutas de verdad realizándola pronto verás que tanto cuerpo como mente se benefician de manera mutua.

Estas son nuestras recomendaciones para potenciar la salud emocional, sencillos trucos que te ayudarán a sentirte bien y ser positivo ante los retos del día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *